Garbanzo Ivanovich


Martes de cuento

La cocina de la Montse Ilustración: Emma Pumarola

Este cuento y esta ilustración han sido posibles gracias a: 

Imagen 1

Al despertar Garbanzo Ivanovich una mañana, tras un sueño intranquilo, encontróse, de pronto, dentro de una bolsa de plástico, apretujado e incómodo, compartiendo su espacio con otros muchos garbanzos.

– ¿Qué hago yo aquí? –se preguntó.

¡Garbanzo Ivanovich no era un garbanzo cualquiera! ¡Él provenía de una larga estirpe garbancera! Sus orígenes se remontaban a la noche de los tiempos.

El primer antepasado que había llevado el nombre de Garbanzo en la familia, había sido Garbanzo Ikshvâku, del que se hablaba en las “Crónicas Leguminosas”. Había nacido en una hermosa planta de flores blancas aunque, en el libro, no se aclaraba si había sido en Grecia, en Turquía o en Siria, pero lo que sí decía es que había vivido en la lejana India, donde acabó sus días al ser elegido, entre otros muchos candidatos, como…

Ver la entrada original 626 palabras más

Una respuesta a “Garbanzo Ivanovich

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s